Close
  • 264-8101 | 264-8011
  • info@clinicaboyd.com

Cualquier procedimiento quirúrgico que tenga como finalidad la eliminación del uso de lentes correctivos por defectos de miopía, astigmatismo, hipermetropía o presbicia. La córnea debe estar transparente para este tipo de procedimientos.

Éxcimer Laser

Técnica que desde sus inicios revolucionó la cirugía refractiva. Consiste en el uso del láser para cambiar la forma de su superficie y de esta forma corregir la miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicie. Sus ventajas son la rapidez en la recuperación visual, precisión del procedimiento, estabilidad del resultado y seguridad de la técnica.  La Clínica Boyd, sumándose a los altos estándares de seguridad por los líderes mundiales de la cirugía refractiva, adquirió recientemente, la novedosa tecnología del FEMTOSEGUNDOS, para la realización completa del Excimer Láser eliminando todo instrumento cortante. Esta tecnología ha potencializado aún más la presición, seguridad y rápida recuperación de la cirugía anterior realizada con el uso de minicuchillas cortantes.

Colocación de Anillos Intracorneales

No es un procedimiento refractivo propiamente dicho pero es muy útil en casos de queratocono en los cuales la cirugía con Excimer Láser está contraindicada. Son segmentos de material sintético que no producen rechazo alguno. Se colocan en el espesor de la córnea con el fin de producir estabilidad y aplanamiento de la curvatura corneal. Están indicados para detener la progresión del queratacono y mejorar por lo tanto la visión. Hasta hace poco tiempo la construcción de los túneles se realizaba en forman manual lo cual lo convertía en un procedimiento algo prolongado aún en manos expertas (20-30 minutos), la profundidad no era exacta en todo el trayecto del mismo y la incidencia de extrusiones de dichos anillos era elevada. En la Clínica Boyd hemos abandonado la construcción manual del túnel y la realizamos exclusivamente con la asistencia del Láser de FEMTOSEGUNDOS logrando la construcción total del mismo en 1.4 segundos, sin sufrimiento corneal, sin traumas y reduciendo la extrusion del anillo al 0%. Los pacientes pueden reanudar sus actividades habituales a los dos días.